viernes, 19 de mayo de 2017

Socorro

Cansado de no tener nada,
nado en el lodo,
me enfrento a todo
y busco el modo de romper mi fachada.

Me evado, otra calada,
no queda un hada sagrada
todas fueron aniquiladas;
capricho de niños que hablan de usted,
orgullosos de las cabezas colgadas en su pared.

viernes, 28 de abril de 2017

Despegues.

Ya no sé si puedo con la realidad bastarda,
que farda de algo muerto, que acabará podrido.
Si tienes los ojos abiertos es normal que arda
tu alma; ella ya lo sabe, todo está perdido.

Solo quedan ruinas de arte viejo añejo puro,
e inútiles copiándolas hasta hacerlas cenizas.
Novelas hechas trizas por personas enfermizas,
hambrientas de dinero y con el cerebro oscuro.

Yo canto sólo, como siempre, siempre lo mismo.
Envuelto en humo y mis locuras en mi habitación,
yo y solo yo, sólo, mostrando mi egocentrismo;
sangrando versos con pasión y sin compasión.

Pájaros me están cantando... ¿Querrán que les siga?
Hay mucho optimismo camuflado en mi locura;
Duele cuando tu armadura pesa y da fatiga
consigue que tu mente consiga su propia cura.

lunes, 24 de abril de 2017

Cucarachas

Otra vez más, otra mañana, como un río de mierda recorre las calles, la humanidad; con mil caretas diferentes, escondida en mentiras, en traiciones... Rebosa, líquida ante mis ojos, por vuestros poros, cada vez que os veo gritando para llamar la atención por miedo a convertiros en nada.

Masas repugantes de grasa y celos, absorbidos por las modas, comprando, vendiéndose y desaprovechando o matando todo lo que aún sirve. La basura al menos se puede reutilizar y dar vida a algún árbol usada de abono; no vosotros. No vosotros que, al revés, envenenáis el mundo, pudriendo lo que os rodea para ir a otro lado cuando ya esté muerto. Como un virus.

Veo sus insignificantes caras, ideando durante un rato cómo arreglar una grieta en el suelo. Es su trabajo, lo que se requiere de ellos. Es decepcionante pensar en que todos los que te rodean son peones, (y tú también). Pero el problema siempre viene de la raíz; y obreros, el asfalto no es lo que hay que arreglar, lo roto es quien lo pisa.

lunes, 17 de abril de 2017

El péndulo.

Agustia surrealista embiste mi mente triste,
maldición del artista, y es que pienso, luego existo;
verso, prosa, lo que sea, la poesía se desviste,
para iluminar mis ojos con letras que nunca he visto.

Rozo sus dedos, calientes como la lava,
se me cae la baba, escuchando sus gruñidos.
Con ella en mis manos siento que no todo acaba; ritmos, estructuras, palabras, tempo, latidos.

Perdidos; entre escombros y mentiras.
Humanos enfermos, como siempre, buscan oro;
en vez de luchar cruzas los brazos y suspiras,
yo lucho, me parto los brazos, y curándome mejoro.

Mejorando aprendo a cometer nuevos errores,
que me den mas caña, hieran, sangren, todo eso...
Con el tiempo te das cuenta, y es que no hay mejores,
solo diferentes; pobre, rico, jodido e ileso.

lunes, 20 de marzo de 2017

Noches

Diecinueve veces muerto, veinte veces vivo,
sangrante bola de fuego roza nuestra calma,
la silencia, por eso no te beso, te escribo,
esperando que un sol índigo roce mi alma.

Hay gatos más eficaces que tú en mi tejado.
Dejado de todo, libre de nada, maldito,
vuelvo a verte y mis fantasmas rompen en un grito
que hace temblar hasta al mar más enfadado.

jueves, 16 de marzo de 2017

Flores

Llegan flores para derribar los muros
solo necesitan sol, agua y fortuna;
yo también, a parte del arte y mi luna,
mucho premio para huesos tan oscuros.

Cuando le recetan a algún chico cuerdo
para su tristeza una lobotomía,
cuando su problema solo es la apatía
del mundo humano, él siempre en desacuerdo.

¿Y si florece mi mente en primavera?
Bajo de este puente; sorprendente; sin saltar.
Bésame fuerte, va a empezar la tercera
guerra mundial y a la tercera todo suele explotar.

Solo voy a dejar, una calavera,
sucia, podrida, con mucho por crear.
Bésame fuerte, la vida es muy efímera,
luego viene la muerte y ya no puedes besar.

martes, 7 de marzo de 2017

Basureta.

El tiempo se te hace más largo, y más pesado. Todo alumbra menos que una vela sin oxígeno. Cada vez me caigo más rápido, y sin freno; sueno cada vez más triste, y más apagado.

En mi pecho, cristales clavados, ansiedad;
mi cabeza la gobierna la desesperanza;
llevo así ya demasiado tiempo, la verdad,
vivir cada vez pesa menos en la balanza.

Sangro cada vez que pienso que ya no me quieres, o que prefieres estar lejos de mí, un rato. Tiemblo cuando pienso que otro será más barato; cuando necesite tiempo, espero que esperes.

Creo que quien creó este universo estaba loco, o en algún momento todo se ha torcido mucho. Cada vez que cualquier cosa me deprime un poco, pienso: "Hace tiempo que no sé por qué cojones lucho".

Pero esto es así, siempre subidas y bajadas, tengo pesadillas que no puedo recordar. Solo espero que tus piernas hoy no estén cansadas y me dejen que las use un rato como hogar.